14 de may. de 2011

La nueva sede del Museo “Salvador Valero” lleva veintiocho años en construcción

En el municipio Trujillo



Apretados, encaramados, mohosos y resquebrajados, son calificativos para muchas de las obras que se encuentran en el Museo de Arte Popular “Salvador Valero”. Un cuarto con aspecto de pasillo, ubicado en el Núcleo Universitario Rafael Rangel, NURR sede Carmona, les ha servido de refugio por más de veinticinco años. La razón es que dicho Museo no cuenta con una sede digna para el resguardo de las creaciones de destacados artistas populares como Rafaela Baroni, Antonio Fernández (El Hombre del Anillo), José Manuel Torrealba, Salvador Valero y Josefa Sulbarán, entre otros.

En el municipio Trujillo no se cumple el artículo 99 de la Constitución de laRepública Bolivariana de Venezuela (CRBV), situación que retrasa la culminación de la sede del Museo de Arte Popular “Salvador Valero” y priva a la ciudadanía y  cultores de nuestro estado de un espacio digno donde se puedan encontrar las diferentes manifestaciones artísticas que forman parte de nuestra identidad cultural nacional. 

A raíz de la muerte del artista popular Salvador Valero en el año 1976, se funda el Museo que lleva su nombre. La iniciativa surge de un grupo de trujillanos, encabezado por el poeta y escritor Carlos Contramaestre y el apoyo de la Universidad de los Andes “Núcleo Universitario Rafael Rangel” (ULA-NURR), con la intención de crear un espacio para valorar, realzar, divulgar, dignificar y validar el arte popular. 

CarmenAraujo, profesora de la Universidad de los Andes – Núcleo Universitario Rafael Rangel- y directora del Museo “Salvador Valero”, aclara que recibe un presupuesto permanente de la Dirección de Cultura de la Universidad y del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, pero asegura que no les alcanza para la realización de sus actividades y el pago del personal que allí labora. 

Rebasando las expectativas

Obra de Rafaela Baroni
Su nombre inicial fue el de Museo de Arte Popular de Occidente “Salvador Valero” y se creó para albergar el lenguaje artístico que no era reconocido académicamente. “Trujillo fue pionero en impulsar el arte popular y tuvo la osadía de crear un proyecto que funcionara para atender al occidente del país, como su nombre lo señalaba. Pero, ese fue un propósito que la Bienal desdibujó y logró abrazar al país entero”, asegura  Araujo. 

El Museo de Arte Popular “Salvador Valero” forma parte de una serie de museos del país, entre los que destacan: el Museo de Arte Popular de Petare, en Petare- Caracas; el Museo de Arte Popular Rafael Vargas, en Maracaibo; y el Museo de Arte Popular Venezolano, "Taguantar" en Margarita, entre otros. 

A pesar de que el Museo “Salvador Valero” no cuenta con un registro fotográfico, aun  cuando en la ULA-NURR hay un departamento de prensa con un personal altamente capacitado, posee la colección permanente de arte más completa del país. Para el 2003 la colección del museo era de 1100 obras y en el 2010 contó con la asistencia de más de novecientos artistas populares nacionales e internacionales que acudieron a la convocatoria de la X Bienal, celebrada en el municipio Trujillo.
 
En el numeral N° 10 del artículo 6  de la Ley de Patrimonio Cultural,  se determina que  Las obras culturales premiadas nacionalmente; forman parte del Patrimonio Cultural de la República. El numeral incluye como parte de nuestro patrimonio las obras ganadoras de las Bienales que se encuentran en la colección del Museo “Salvador Valero”.

“La colección del Museo se está perdiendo por el mal estado del lugar en que se encuentran. No tenemos recursos para contratar a expertos en restauración de obras de arte y nadie nos presta la ayuda necesaria” expresa Francisco Prada, antropólogo y creador de la Bienal.

La sede cangrejo

 El Museo “Salvador Valero” funcionó en sus primeros años en una casa que no se encontraba en condiciones adecuadas, debido a que las paredes se filtraban y el techo se estaba cayendo. Consciente de eso, Marifé González, vicerrectora para ese entonces de la ULA-NURR, decidió prestarle al museo unas oficinas de las instalaciones de esa casa de estudios, en su sede de Carmona. Treinta años después la sede sigue siendo la misma.

Según los documentos que se encuentran en el archivo del Museo “Salvador Valero”, en el año 1980 la Gobernadora, para ese periodo, Dora Maldonado de Falcón, adquirió y donó un terreno ubicado en el sector Carmona de la ciudad capital, para la construcción de la nueva sede del Museo. Tres entes financieros iniciaron el proyecto de la construcción de la sede: el desaparecido Consejo Nacional de la Cultura (CONAC), la Gobernación del Estado y la ULA, invirtieron en partidas iguales para la construcción de la primera etapa. “Lamentablemente ni la cuarta república terminó la sede del Museo, ni la quinta le ha invertido” expresó Araujo. 

Una amarga espera

Ya son treinta y tres  años que el Museo “Salvador Valero” lleva trabajando por los artistas populares y el pueblo y, contradictoriamente,  veintiocho los que lleva parada la construcción de su nueva sede. Si bien Francisco “el Flaco” Prada asegura que “la estructura  de la primera etapa ya está dañada y sus bases ya no son las mismas que hace casi treinta años”, pide al gobierno nacional que se aboque a culminar esa obra.

Salvador Valero
Aunque la directora de Museo “Salvador Valero” se reunió en octubre del año pasado con Farruco Sesto, Ministro del Poder Popular para la Cultura, no han podido llegar a ningún acuerdo.  La razón es que en el Museo no se encuentran los planos digitalizados que el Ministro necesita para realizar la actualización de los costos de la sede. “Esos planos reposaban en los archivos de la Gobernación del Estado” acotó Araujo.

Por otra parte, Luz del Valle Castillo, alcaldesa del municipio Trujillo, expresó en el acto inaugural de la X Bienal de Arte Popular, que ayudaría a los directivos del Museo “Salvador Valero” a conseguir los recursos que contribuyan a la culminación de la nueva sede de esa institución. Desde ese entonces la funcionaria no ha logrado obtener los cinco mil bolívares fuertes para la realización de los planos digitalizados.

Por su parte Carmen Castro, Coordinadora de Cultura del estado Trujillo,  indicó que el caso de la nueva sede para el Museo “Salvador Valero” no le concierne a ella. Al mismo tiempo,  Araujo señaló que ha pedido ayuda a algunas alcaldías vecinas y a instancias de la misma Universidad, ULA-NURR, sin recibir respuesta alguna. “Uno termina preguntándose ¿a quién le importa el Museo? Mientras no haya convicción de que lo que ocurre en la Bienal es algo realmente importante para el patrimonio e identidad Nacional nadie va a hacer nada. Es mi opinión personal, es lo que yo siento”, aclaró Araujo. 

Ante este panorama el Flaco Prada expresa que “los intelectuales que han estado en el gobierno no creen en el arte popular y esa es la razón por la que no colaboran con la culminación de la sede del Museo “Salvador Valero” y  aprovechó la oportunidad para enviarle un mensaje al presidente Chávez: “Aunque hoy día tenemos diferencias de pensamientos en cuanto a la política, recuerde que el Museo lo recibió cuando no era presidente y le exijo que apruebe los recursos necesarios para culminar la sede de ese museo”.

Es muy triste pensar que la directiva del Museo “Salvador Valero” se vea en la obligación de cerrar sus puertas a los artistas populares por falta de apoyo de los entes gubernamentales. Son pocas las instituciones que, como ésta, rinden tributo al espíritu libre y creador del hombre. Pero más triste es leer los artículos que están consagrados en la CRBV, en cuanto a los Derechos Culturales, y saber que no se les da cumplimiento.

Con el posible cierre de ese Museo se le niega la oportunidad a una gran parte de la sociedad de apreciar las manifestaciones culturales que forman parte de nuestro patrimonio e identidad cultural.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta

14 de may. de 2011


La nueva sede del Museo “Salvador Valero” lleva veintiocho años en construcción

En el municipio Trujillo



Apretados, encaramados, mohosos y resquebrajados, son calificativos para muchas de las obras que se encuentran en el Museo de Arte Popular “Salvador Valero”. Un cuarto con aspecto de pasillo, ubicado en el Núcleo Universitario Rafael Rangel, NURR sede Carmona, les ha servido de refugio por más de veinticinco años. La razón es que dicho Museo no cuenta con una sede digna para el resguardo de las creaciones de destacados artistas populares como Rafaela Baroni, Antonio Fernández (El Hombre del Anillo), José Manuel Torrealba, Salvador Valero y Josefa Sulbarán, entre otros.

En el municipio Trujillo no se cumple el artículo 99 de la Constitución de laRepública Bolivariana de Venezuela (CRBV), situación que retrasa la culminación de la sede del Museo de Arte Popular “Salvador Valero” y priva a la ciudadanía y  cultores de nuestro estado de un espacio digno donde se puedan encontrar las diferentes manifestaciones artísticas que forman parte de nuestra identidad cultural nacional. 

A raíz de la muerte del artista popular Salvador Valero en el año 1976, se funda el Museo que lleva su nombre. La iniciativa surge de un grupo de trujillanos, encabezado por el poeta y escritor Carlos Contramaestre y el apoyo de la Universidad de los Andes “Núcleo Universitario Rafael Rangel” (ULA-NURR), con la intención de crear un espacio para valorar, realzar, divulgar, dignificar y validar el arte popular. 

CarmenAraujo, profesora de la Universidad de los Andes – Núcleo Universitario Rafael Rangel- y directora del Museo “Salvador Valero”, aclara que recibe un presupuesto permanente de la Dirección de Cultura de la Universidad y del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, pero asegura que no les alcanza para la realización de sus actividades y el pago del personal que allí labora. 

Rebasando las expectativas

Obra de Rafaela Baroni
Su nombre inicial fue el de Museo de Arte Popular de Occidente “Salvador Valero” y se creó para albergar el lenguaje artístico que no era reconocido académicamente. “Trujillo fue pionero en impulsar el arte popular y tuvo la osadía de crear un proyecto que funcionara para atender al occidente del país, como su nombre lo señalaba. Pero, ese fue un propósito que la Bienal desdibujó y logró abrazar al país entero”, asegura  Araujo. 

El Museo de Arte Popular “Salvador Valero” forma parte de una serie de museos del país, entre los que destacan: el Museo de Arte Popular de Petare, en Petare- Caracas; el Museo de Arte Popular Rafael Vargas, en Maracaibo; y el Museo de Arte Popular Venezolano, "Taguantar" en Margarita, entre otros. 

A pesar de que el Museo “Salvador Valero” no cuenta con un registro fotográfico, aun  cuando en la ULA-NURR hay un departamento de prensa con un personal altamente capacitado, posee la colección permanente de arte más completa del país. Para el 2003 la colección del museo era de 1100 obras y en el 2010 contó con la asistencia de más de novecientos artistas populares nacionales e internacionales que acudieron a la convocatoria de la X Bienal, celebrada en el municipio Trujillo.
 
En el numeral N° 10 del artículo 6  de la Ley de Patrimonio Cultural,  se determina que  Las obras culturales premiadas nacionalmente; forman parte del Patrimonio Cultural de la República. El numeral incluye como parte de nuestro patrimonio las obras ganadoras de las Bienales que se encuentran en la colección del Museo “Salvador Valero”.

“La colección del Museo se está perdiendo por el mal estado del lugar en que se encuentran. No tenemos recursos para contratar a expertos en restauración de obras de arte y nadie nos presta la ayuda necesaria” expresa Francisco Prada, antropólogo y creador de la Bienal.

La sede cangrejo

 El Museo “Salvador Valero” funcionó en sus primeros años en una casa que no se encontraba en condiciones adecuadas, debido a que las paredes se filtraban y el techo se estaba cayendo. Consciente de eso, Marifé González, vicerrectora para ese entonces de la ULA-NURR, decidió prestarle al museo unas oficinas de las instalaciones de esa casa de estudios, en su sede de Carmona. Treinta años después la sede sigue siendo la misma.

Según los documentos que se encuentran en el archivo del Museo “Salvador Valero”, en el año 1980 la Gobernadora, para ese periodo, Dora Maldonado de Falcón, adquirió y donó un terreno ubicado en el sector Carmona de la ciudad capital, para la construcción de la nueva sede del Museo. Tres entes financieros iniciaron el proyecto de la construcción de la sede: el desaparecido Consejo Nacional de la Cultura (CONAC), la Gobernación del Estado y la ULA, invirtieron en partidas iguales para la construcción de la primera etapa. “Lamentablemente ni la cuarta república terminó la sede del Museo, ni la quinta le ha invertido” expresó Araujo. 

Una amarga espera

Ya son treinta y tres  años que el Museo “Salvador Valero” lleva trabajando por los artistas populares y el pueblo y, contradictoriamente,  veintiocho los que lleva parada la construcción de su nueva sede. Si bien Francisco “el Flaco” Prada asegura que “la estructura  de la primera etapa ya está dañada y sus bases ya no son las mismas que hace casi treinta años”, pide al gobierno nacional que se aboque a culminar esa obra.

Salvador Valero
Aunque la directora de Museo “Salvador Valero” se reunió en octubre del año pasado con Farruco Sesto, Ministro del Poder Popular para la Cultura, no han podido llegar a ningún acuerdo.  La razón es que en el Museo no se encuentran los planos digitalizados que el Ministro necesita para realizar la actualización de los costos de la sede. “Esos planos reposaban en los archivos de la Gobernación del Estado” acotó Araujo.

Por otra parte, Luz del Valle Castillo, alcaldesa del municipio Trujillo, expresó en el acto inaugural de la X Bienal de Arte Popular, que ayudaría a los directivos del Museo “Salvador Valero” a conseguir los recursos que contribuyan a la culminación de la nueva sede de esa institución. Desde ese entonces la funcionaria no ha logrado obtener los cinco mil bolívares fuertes para la realización de los planos digitalizados.

Por su parte Carmen Castro, Coordinadora de Cultura del estado Trujillo,  indicó que el caso de la nueva sede para el Museo “Salvador Valero” no le concierne a ella. Al mismo tiempo,  Araujo señaló que ha pedido ayuda a algunas alcaldías vecinas y a instancias de la misma Universidad, ULA-NURR, sin recibir respuesta alguna. “Uno termina preguntándose ¿a quién le importa el Museo? Mientras no haya convicción de que lo que ocurre en la Bienal es algo realmente importante para el patrimonio e identidad Nacional nadie va a hacer nada. Es mi opinión personal, es lo que yo siento”, aclaró Araujo. 

Ante este panorama el Flaco Prada expresa que “los intelectuales que han estado en el gobierno no creen en el arte popular y esa es la razón por la que no colaboran con la culminación de la sede del Museo “Salvador Valero” y  aprovechó la oportunidad para enviarle un mensaje al presidente Chávez: “Aunque hoy día tenemos diferencias de pensamientos en cuanto a la política, recuerde que el Museo lo recibió cuando no era presidente y le exijo que apruebe los recursos necesarios para culminar la sede de ese museo”.

Es muy triste pensar que la directiva del Museo “Salvador Valero” se vea en la obligación de cerrar sus puertas a los artistas populares por falta de apoyo de los entes gubernamentales. Son pocas las instituciones que, como ésta, rinden tributo al espíritu libre y creador del hombre. Pero más triste es leer los artículos que están consagrados en la CRBV, en cuanto a los Derechos Culturales, y saber que no se les da cumplimiento.

Con el posible cierre de ese Museo se le niega la oportunidad a una gran parte de la sociedad de apreciar las manifestaciones culturales que forman parte de nuestro patrimonio e identidad cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons